Los tipos de reparaciones de impresoras más comunes

En muchas empresas, las impresoras suelen dar verdaderos quebraderos de cabeza. Decenas de fallos que, en algunos casos, se pasan por alto o se acaban arreglando de malas maneras. En la mayoría de corporaciones del país, las compañías apuestan por el ahorro y el control de costes de impresión para reducir la factura mensual que generan las impresoras. Eso sí, sin que este control de impresión afecte ni a la calidad de las impresiones ni a la propia actividad de la empresa.

¿Qué problemas más comunes con las impresoras existen en las empresas? No todas las empresas cuentan con la garantía de tener un servicio de control de impresión. Este ayuda no solo a tener un control de gasto, sino también a reparar y solucionar los principales inconvenientes que surgen en las oficinas con todos los dispositivos de impresión. Además, las ventajas de contar con un servicio como este hacen que las compañías ahorren cada mes al contar con servicios integrados de control de copias, tener los mejores dispositivos, mantenimiento o reparación de impresoras.

Tipos de reparaciones de las impresoras más comunes

Entre todos los problemas que se pueden llegar a necesitar en una empresa y que requieren de una rápida intervención, estarían los siguientes:

Fallos con el hardware, de roturas o desgaste de piezas de la impresora

Algunas piezas de cada dispositivo o los propios consumibles pueden tener una vida reducida o limitada, puesto que se desgastan con su uso continuado. En este caso, no sólo las tintas necesitan cambiarse cada determinado tiempo, también existen piezas como los rodillos o la banda de transferencia que requieren de importantes cambios. Todos estos componentes requieren de una revisión y probable cambio cada cierto tiempo realizando impresiones, siendo probable que puedan surgir roturas.

Por otro lado, las impresoras, al encontrarse conectadas a la corriente eléctrica, pueden sufrir fallos en la fuente de alimentación por diversas situaciones ajenas a su funcionamiento. Aunque existen otros problemas como, por ejemplo, errores en las placas internas en los procesos de impresiones, además de fallos en circuitos de la propia impresora.

Fallos de configuración en los equipos y problemas en el uso cotidiano

En muchas compañías este problema es el más corriente. La impresora, por ejemplo, no realiza copias en redes. Es importante contar con servicios de mantenimiento, como los que se ofrecen en un control de costes de impresión, para que realicen el diagnóstico y se arregle el problema a través de red local o Wifi. La solución que los profesionales pueden optar por hacer es una reconfiguración de cuentas de los usuarios que estén asociadas a los equipos.

Posibles atascos de papel en las bandejas

Es otro de los problemas comunes en las empresas: los atascos que se producen por diferentes motivos, que empeoran la calidad de las impresiones. Existen diferentes soluciones, algunas sencillas y otras que requieren el cambio o mejora de algunos parámetros de configuración, ya que también pueden existir problemas internos del hardware.

Otro tipo de reparaciones o fallos que se producen en las empresas

Como por ejemplo, el famoso ‘efecto fantasma’, cuando una copia de la imagen en otra impresora se ve más original. Esto puede deberse a una fuente de alimentación con defectos. En este caso, se requiere el cambio o comprobación del cable de alimentación.

Otro de los fallos es, por ejemplo, que las líneas se imprimen por lo que es necesario conectar el sistema y la impresora. También puede suceder que la impresión se desvanezca al estar acabándose el tóner o que la densidad de la impresión sea muy baja porque está activado el modo económico. La impresión borrosa es común por el uso de papel inapropiado o por problemas de cartucho; impresiones grises, si es que existen problemas en el tambor de la impresora y que se necesite arreglarlo o cambiarlo y, por último, problemas con la aparición de páginas en blanco entre diferentes páginas impresas por problemas en la impresora o en el papel son los problemas más destacados que suelen darse en las compañías.

Conseguir un mejor control de los costes de impresión

Con un servicio técnico de reparación de impresoras, incluido en el pack de servicios que ofrece DOX de control de impresión se pueden hacer frente a todos los tipos de reparaciones de las impresoras, tanto los más comunes como otro tipos de inconvenientes que pueden surgir en el día a día. Además, gracias al servicio de control de impresión no solo se puede contar con un servicio de mantenimiento y arreglo de dispositivos, también es destacable el ahorro que supone que una empresa especializada en impresoras se haga cargo del control de costes de impresión. Si en la compañía se sufren todos estos problemas de impresión, lo ideal para contar con la mejor reparación, mantenimiento y ahorro de costes es contar con un servicio de outsourcing como el que ofrece DOX.

  • Published On: December 15, 2020